Smartphone: El nacimiento de un aparato genial

Anuncio Patrocinado

La idea de crear dispositivos que unan el teléfono con el uso de la computadora se remonta a 1973, pero las primeras ventas de estos dispositivos no comenzaron hasta 1993. El término “teléfono inteligente”, sin embargo, no apareció hasta 1997 cuando Ericsson describió a su GS 88 con “Penélope”, un teléfono inteligente.

El absoluto primer smartphone, llamado Simón, fue diseñado por IBM en 1992 y vendido por BellSouth desde 1993. Además de las funciones del teléfono común, calendario incorporado, libreta de direcciones, reloj, bloc de notas, funciones de correo electrónico y juegos, tenía disponible un lápiz óptico para escribir en la pantalla.

Los teléfonos inteligentes BlackBerry se consideran los primeros en haberse establecido a escala internacional. Originalmente estos dispositivos permitían abrir (y ver) adjuntos, además de ser capaces de navegar por Internet con un navegador móvil (por entonces, una característica única en dispositivos móviles).

En 1999 fue presentado en la IST (Information Society Technologies) el proyecto de programa MTM (Mobile Multimedia Terminal). Desde la década de 2000, el nacimiento y evolución de los smartphones están estrechamente ligados a la evolución propia de los teléfonos móviles estándar, en particular a pasar a utilizar UMTS (Universal Mobile Telecommunications System) el protocolo HSPA (High Speed Packet Access) y el standard tecnológico de comunicación sin cable LTE (Long Term Evolution), habitualmentemente llamado 4g, todos ellos con una capacidad de conexión de datos superior a la anterior norma: GSM / GPRS.

Un nuevo mercado
  • Volcado inmediato de usuarios a los nuevos celulares
  • Volcado de usuarios al crecer la competencia
  • Facturación por la nueva generación de equipos

Técnicas especiales

Existen, entre algunos grupos de jóvenes, costumbres de armar competencias basadas en la habilidad de manipular el teclado de los smartphones con pantalla táctil. Muchos de ellos demuestras velocidades soprendentes en tipeo. Pero las apariencias engañan: en las redes sociales se suele ver el resultado de la combinatoria letal de escribir rápida y despatarradamente más la ya imposible de levantar deficiencia de desconocer las más básicas reglas gramaticales y ortográficas

3.3

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *