Los Smartphones y la tecnología de las camaritas

Anuncio Patrocinado

Nokia, sin duda, ha revolucionado la historia de la cámara fotográfica y grabadora de video digital en el teléfono, gracias a su sociedad con Carl Zeiss (probablemente la organización de desarrollo de la tecnología óptica microscópica más importante de la historia), que ha apoyado a Nokia desde 2005, con el lanzamiento del Nokia N90. HTC (empresa taiwanesa) creó el primer Smartphone con Android: el T-Mobile G1, también conocido como el HTC Dream.

Samsung también comenzó a evolucionar presentando piezas verdaderamentente exitosas, especialmente con el lanzamiento del Samsung Galaxy S, seguido por el Galaxy S2 en 2011. En 2012 Nokia lanzó el último teléfono móvil con el sistema operativo Symbian, el Nokia PureView 808 con un sensor de 41 megapíxeles de fotos también. El Nokia 808 también ganó el premio TIPA en 2012 como mejor teléfono de imagen y el Premio Mundial Móvil 2012. También introduce el “sobremuestreo” de píxeles que le permite hacer tomas con zoom sin pérdida de calidad. Entusiasmada con los resultados, la empresa finlandesa presenta el sistema de grabación rica que reduce el ruido de fondo en videoclips y clips de audio.

Desde 2011 Nokia elegió a Microsoft como proveedor de software. El Lumia 800 fue el primer smartphone de Nokia con Windows Phone 7, seguido por los Lumia 610 y 710. En la gran competencia entre los smartphone siempre tuvieron protagonismo los lanzamientos de Samsung. El Galaxy S3 apareció en el segundo trimestre de 2012, seguido una vez más por otra presentación de Nokia, la del Lumia 920.

Clic!
  • Calidad fotográfica de las cámaras en smartphones

Un viejo sueño

Durante años se escuchaba a periodistas de raza decir que la opción de estar siempre con una cámara fotográfica encima en forma permanente era una forma de asegurarse de que ante cualquier necesidad de tomar una imagen, podrían conseguirla. La falta de practicidad, la necesidad de estar siempre con la cámara con el rollo cargado y el riesgo de que sufriera cualquier desperfecto mecánico o técnico, el tiempo del revelado, las copias y otros inconveniente típicos de la actividad fotográfica echaban por tierra esa idea de portar una cámara en todo momento. No es necesario explicar por qué todo eso es pasado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *