Paella de Mariscos

Anuncio Patrocinado

La variante más común de la paella es Paella de Mariscos, (o “con mariscos”). Se extendió desde la costa mediterránea, en sustitución de la carne con pescados y mariscos como los mejillones, camarones y calamares. El azafrán para saborizar el arroz es invariable. Lo mismo ocurre con el pimiento o morrón rojo.

Recordar que la auténtica paella valenciana no lleva mariscos vale como aclaración de respeto a los seguidores de a nominación. De hecho, entre 2011 y 2012 se oficializó Denominación de Origen para la Paella tradicional, consintiendo la defensa que realizan muchos puristas que, a brazo partido remarcan que la Paella nació como plato que incluía pollo y conejo. Superado este acto solemne, según cada región de España, se puede elaborar la paella con diferentes ingredientes.

En la Argentina y en buena parte del resto de América, es considerada como el símbolo de la mayor exquisitez en cuanto a platos de origen español se refieren. Si bien ya sabemos que no responde al origen exacto de la comida en cuestión, la Paella de Mariscos es, de los platos con arroz, el preferido por la mayoría de los comensales con inclinación a las degustaciones de frutos de mar.

Es muy probable que un cocinero español con profundo conocimiento de las cuestiones que marcan las diferencias de identificación, llame directamente a este plato “Arroz con Mariscos” y todos contentos. Uno de los ingredientes con los que se lo prepara en el Nuevo Mundo son las arvejas (guisantes, en España). En realidad, todo plato de arroz preparado “a la valenciana” en un restaurante uruguayo, argentino o brasileño incluye arvejas y no las judías verdes (chauchas) de la receta original.

Es, definitivamente, la versión más popular de la paella y fuera de Valencia no existen choques con la original. Este plato va sin carne y ya quedó claro que lleva una limitada la cantidad de vegetales. Sí aparecen los camarones (gambas), el pulpo, los mejillones y los calamares (su versión gigante es la pota). Siempre presente el caldo de pescado para generar el saborizante principal al arroz.

Trozos de pescado como mero fueron los primeros que se incorporaron en las cercanías de los muelles del Mediterráneo cuando las paella comenzaron a incorporar productos del mar. Las carnes de pescado demasiado frágiles o blandas como merluza, lenguado o brótola no son recomendables para incorporar como carne de pescado en una paella

La Reina
  • Paella de Mariscos

El remate

Hay que tomar en cuenta que si a la Paella con mariscos no es la original y la podemos identificar, a su vez, como "Arroz con Mariscos" sin que a nadie se le mueva un pelo, no sería justo silenciarnos a la hora de querer saber si otros mariscos pueden formar parte del espectacular menjunje. La respuesta es "siempre hay lugar para uno más". Una paella de mariscos será más inolvidable en la medida en que, además de los clásicos calamar, pulpo, camarón y mejillones, pueda sumar vieiras, berberechos y hasta almejas. Nunca olvidar que cualquier preparación que se precie de tener una combinación de mariscos, lleva en su presentación superior algunos langostinos enteros que decoran y se dejan comer.

5
User Rating: 0.0 (1 votes)
Sending

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Rating